jueves, 21 de julio de 2011

sobre playa sin fin,

Combarro, Poio-Pontevedra

El sol por las tardes ya no es amarillo, el mar con las olas lo invita a jugar y él poquito a poco se esconde en el mar.
Lo buscan las olas ya se van, ya vienen,  la brisa en el juego también se entretiene.

11 comentarios:

  1. Dormir y despertar escuchando las olas del mar.
    Enhorabuena Enrique, buena foto :)

    Saludos

    Tania

    ResponderEliminar
  2. Parece una acuarela, es precioso el tratamiento y la fotografía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. your pictures look like paintings!

    ResponderEliminar
  4. buena perspectiva,buen procesado,buena foto
    todo gueno
    que envidia me dan las marinas...

    ResponderEliminar
  5. Olas que van y vienen, que se detienen y frenan, bellísima imagen.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Un pueblo con sabor y una perspectiva y encuadre muy buenos.
    Saludos.

    ResponderEliminar

MI OTRO BLOG